Employer Branding: Checklist para atraer y retener talento

¿Quieres saber si tu empresa está logrando desarrollar una buena estrategia de marca empleadora (employer branding)?

Si estás recibiendo buenos comentarios de ex empleados cuando abandonan la empresa a través de redes sociales, la empresa tiene buena calificación en webs como Glassdoor, Indeed o LinkedIn o recibes muchos correos o llamadas solicitando formar parte de la organización seguramente tu employer branding está en un nivel óptimo y tu capacidad de atracción de talento es muy alta.

🤔 ¿Qué es el employer branding?

El Employer branding es conocido como la marca empleadora que se le reconoce a una empresa, muy relacionada con la Employee Value Proposition (EVP) o Propuesta de valor al empleado. Esta propuesta debería de incluir los beneficios y aspectos positivos que tiene trabajar en una empresa en contraprestación por el trabajo y rendimiento ofrecido por el talento de la misma.

¿Cómo evaluar y obtener un diagnóstico de nuestro employer branding?

Te lo ponemos fácil. Hemos elaborado una checklist para que puedas evaluar y tener un diagnóstico del nivel de employer branding que tiene tu empresa. De esta forma, podrás saber si estás por el buen camino o si tu empresa necesita ponerse manos a la obra para empezar a atraer y retener talento a lo grande.

Para ello, solo tienes que registrarte a nuestra newsletter aquí abajo 👇

checklist employer branding

¿Qué acciones debería de realizar tu empresa para mejorar su employer branding?

Son muchas las estrategias que pueden lanzar tu empresa a un nivel de employer branding estelar, en el que el porcentaje de atracción de talento aumente de manera considerable, pero de forma general vamos a resumir las que consideramos más importantes en Amuntalent:

1.- Transparencia sobre la propuesta de valor al empleado. Si se muestra en redes y canales de comunicación lo que puedes llegar a ofrecer (y no hablamos solo de salario), es más fácil que logres atraer la atención de potenciales candidatos con mucho talento. Esto es quizá uno de los puntos más importantes y trabajar en ello requiere de esfuerzo y la unión de dos departamentos: marketing y talento.

2.- Cuidar a tus empleados y hacerlos partícipes del éxito de tu empresa. Seguramente habrás visto como muchas empresas suben fotos de sus felices empleados, reconocimientos cuando alguno logra algo importante, etc. Eso está muy bien, pero no solo debe de exhibirse en las redes, sino que de puertas para dentro es importante que haya una congruencia y reconocimiento en forma de premios, bonos, puntos para promocionar, etc. Y aquí también entra el que haya una comunicación fluida y democrática en la empresa.

3.- Armar un proceso de selección fluido y transparente, que respete la igualdad de oportunidades, abierto a la diversidad humana, sin prejuicios, basados en la adecuación del perfil con la cultura empresarial y sobretodo con un seguimiento a todos los candidatos sobre el estatus de la vacante. Y no se trata de copiar/pegar una plantilla de email para informar que no han sido seleccionados, sino comunicar de una forma más humana los motivos por los que en esa ocasión no pasaron a formar parte de la empresa. Y eso, requiere de un nivel de empatía y asertividad importante. Esto también es employer branding, y del bueno.

4.- Retribución emocional. No todo es dinero, aunque es importante que el salario que se ofrezca esté al nivel del mercado para la posición y requisitos exigidos, porque sino caemos en incongruencias y eso resta puntos a tu employer branding. La parte no monetaria es más sencilla de implementar de lo que piensan muchos directivos y dueños de las empresas: flexibilidad horaria, celebraciones especiales, días libres, premios por cumplimiento de objetivos, apoyo para estudiar una carrera, apoyos para la compra del supermercado, etc. Aquí pueden leer un poco más sobre ello.

Hay muchas más estrategias para mejorar el employer branding de una empresa, pero daría para escribir un libro y por el momento lo dejamos así.